Botón Reducir el tamaño del texto
02 Oct 2023

Premio Nobel de Medicina a Karikó y Weissman por hallazgos para vacunas de ARNm eficaces contra el COVID-19

“Las vacunas han salvado millones de vidas y han evitado enfermedades graves”, destacó el jurado de la Academia sueca al otorgar el galardón

Premio Nobel de Medicina a Karikó y Weissman por hallazgos para vacunas de ARNm eficaces contra el COVID-19
Foto: Twitter @Stefan_W_Hell

El premio Nobel de Medicina 2023 se otorgó a los científicos Katalin Karikó (Hungría) y Drew Weissman (EE.UU.) por los descubrimientos acerca de modificaciones de bases de nucleósidos que permitieron el desarrollo de vacunas de ARNm eficaces contra el COVID-19, pero además con vastas posibilidades de ayudar en la cura de otras enfermedades como el cáncer. 

“Los descubrimientos de los dos premios Nobel fueron fundamentales para desarrollar vacunas de ARNm eficaces contra la COVID-19 durante la pandemia que comenzó a principios de 2020”, comunicó el jurado de la Academia sueca. 

De acuerdo con el fallo, gracias a los descubrimientos de Karikó y Weissman hubo una transformación en el campo científico con respecto a la forma en que interactúa el ARNm con el sistema inmunológico y de esta forma se abrió paso a un ‘boom’ en el desarrollo de vacunas en medio de “una de las mayores amenazas a la salud humana en los tiempos modernos”. 

“Las vacunas han salvado millones de vidas y han evitado enfermedades graves en muchas más, permitiendo a las sociedades abrirse y volver a sus condiciones normales. A través de sus descubrimientos fundamentales sobre la importancia de las modificaciones de bases en el ARNm, los premios Nobel de este año contribuyeron de manera fundamental a este desarrollo transformador durante una de las mayores crisis de salud de nuestro tiempo”, comunicó la organización del Premio Nobel. 

Katalin Karikó nació en Szolnok, Hungría, en 1955. Obtuvo el doctorado en la Universidad de Szeged e hizo investigaciones postdoctorales en la Academia de Ciencias de Hungría en Szeged, así como en la Universidad de Temple, Filadelfia, y la Universidad de Ciencias de la Salud, Bethesda. A la edad de 34 años obtuvo el puesto de profesora asistente en la Universidad de Pensilvania, donde estuvo hasta hace 10 años. Años después ingresó a la compañía BioNTech RNA Pharmaceuticals. Finalmente, desde hace dos años ejerce como docente en la Universidad de Szeged, así como catedrática adjunta en la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania.

Por su parte, Drew Weissman nació en 1959 en Lexington, Massachusetts (Estados Unidos). Se tituló como médico y se doctoró en la Universidad de Boston. Su formación en salud la desarrolló en el Centro Médico Beth Israel Deaconess de la Facultad de Medicina de Harvard. En cuanto a investigaciones posdoctorales, estas las llevó a cabo en Institutos Nacionales de Salud de EE.UU.; A la edad de 38 años, Weissman creó un grupo de investigación en la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania. Actualmente, dicta cátedra en investigación de vacunas y dirige el Instituto Penn para Innovaciones de ARN.

 


 




Compartir en Redes Sociales